Visitantes...

sábado, 18 de agosto de 2012

Estoy aquí


Y ahora entiendo. Y ponerme en tu situación me trae tantos recuerdos… estuve en tu misma situación, mis ojos siguen tus líneas y puedo revivir esos horribles momentos. Sí, fue la peor etapa de mi adolescencia, y también me sentí tan sola. Prefiero morir antes que volver a vivirlo, por que ese era mi deseo también, desaparecer…
 Pero por otro lado estoy muy feliz por que yo tengo la solución, que realmente me costó horrores entender y llegar a ella. Fue una verdadera lucha conseguirlo, eso que tanto nombras y que esta escrito en la mayoría de tus entradas: la felicidad. Es algo tan profundamente escondido, que nadie puede comprender. Algo que parece tan relativo, pero es tan verdadero como lo que a tu alrededor ves. Es infinito e indispensable una vez que llegas a conocerlo, y puede tornarse como una dulce droga de la que jamás podrás despegarte. Enserio, vale la pena jugarse por ello, y creeme, si lo piensas bien para eso estamos hechos. No existe nada más que nos deje mas satisfechos.
 Voy a ayudarte, pero dejame hacerlo. No pienses que voy a obligarte, siéntete libre de rehusarte. Y quiero que sepas que aún sigues siendo una amiga increíble, que no ha cambiado más que su forma de pensar. Porque si de algo estoy muy segura, es que tu corazón no deja de latir esa pasión y sentimiento con el que solías vivir.
 Tu amiga que sigue queriéndote cada día más
La verdadera amistad puede tener muchas comas pero nunca un punto final

No hay comentarios:

Publicar un comentario