Visitantes...

martes, 28 de febrero de 2012

 Ayer tomé mi diario de vuelta. La última vez que había escrito en el fue el 19 de diciembre del 2012. Se trataba de otro de mis episodios imaginados en Mendoza. Esta vez era un concierto. Me recordó cuando escribí esa historia de solo 80 páginas para mi mejor amiga…
 En fin, volví unas páginas atrás. Mi vida solo estaba concentrada en Mendoza, en cada uno de mis planes. No era feliz, no sabía que hacer. Tenía tantas cosas pendientes, cosas que ahora supe dejar atrás. Tenía muchas ansias de lograrlo, y sonreí, porque lo he logrado. Una de ellas era perder peso. Escribí en varias páginas que pesaba 54kgm, estaba tan desesperada por llegar a los 48, pero ya era tarde. Otra, fue lo de Nico. Lo quería tanto, pero no sabía que hacer, como reaccionar.
 Ahora todo es distinto, ya viví el momento. Ya volví de Mendoza, sin mi mejor amiga, pero con metas cumplidas. Bajé de peso y llegué a mi objetivo. Debo resaltar que aunque no me haya acompañado en mi viaje de vuelta ni hayamos disfrutado nuestras tres semanas aquí en Tucumán, me inspiraste por seguir adelante con mi dieta, me diste consejos sin darte cuenta. Terminé con Nico, y ahora estamos bien, al menos por ahora.
  Estoy muy contenta, estoy yendo a charlas y meditaciones que poco a poco me acercan más a Dios. Voy a ir a un retiro en marzo, y se aproxima el cumpleaños de mi papá, al que le sigo buscando su especial y costosa pluma! No me voy a olvidar del 15 de mi mejor amiga, la pasamos espectacular. Y aunque estas últimas semanas haya estado castigada por mi estúpida y ‘rebelde’ conducta, no voy a olvidar las salidas con mis amigos.
 Hoy es un día nuevo, ya estamos casi a la mitad de el jajaja. Pero todavía queda dibujarle un dibujo a mi papá en tributo a su ídolo. Hacer una torta de chocolinas para esta noche que viene el Padre Pedro a cenar, una visita tan esperada. Y salir a las 5:30 con Joaquín a dar una vuelta que hace tanto que no lo veo… Solo espero terminar el resto del día en paz y, poco a poco, aprender a disfrutar cada segundo de mi vida! Porque solo podré vivirla una vez, y porque no hay mejor etapa que la adolescencia…

miércoles, 22 de febrero de 2012

 Acabo de leer tu blog. Nose que decir, pensé que me tenias confianza. No estoy molesta, nunca puedo enojarme contigo, supongo que es algo bueno. No intento copiarte, creeme. Si somos tan parecidas como ‘todos’ dicen, nose, tal vez es porque somos unidas. Entiendo lo de la personalidad, yo creo que me enseñaste muchas cosas, cosas que sirven para todos los días, no cosas personales. Cada una tiene su estilo, somos muy diferentes…
 Perdoname, es verdad. Es mi puro egoísmo, lo reconozco. Mis entupidos problemas no dejan en paz a NADIE, y ya no lo soporto. Es por eso que me odio, tan profundamente que no puedo disfrutar absolutamente nada, porque siempre le encontraré el lado malo, el lado oscuro. Nose, desde cuando soy así, quizás desde siempre? Trato, día tras día, liberarme, dejarme llevar, pensar en el otro y cerrar la boca de una vez. Pero veo que aún no puedo, nose controlarlo. Solo perdoname.

domingo, 19 de febrero de 2012

 Es complicado. Deje mi blog abandonado… Y es que cada vez que prendo la computadora y abro el explorador automáticamente abro esta página. Me quedo pensando: …escribir? Si lo único que pienso no son más que planes egoístas, todo ronda en torno a mí. Pienso cada hora del día nada más que en comida. Que como, que no como. Calorías, proteínas, GRASA. Los benditos 48kg… Correr, correr y correr.
 Trato de distraerme… mis amigas? Nose, no las reconozco. La que mas valoro no esta conmigo, es más, si viviera cerca de ella estoy segura que estos problemas no existirían. Mi twina? Ya ni se quien es, me putea todo el tiempo, es como si me odiara. Mi mejor amiga? Estudiando, pero cada minuto que puedo hablar con ella no dudo en aprovecharlo. Mi vecina… siempre me acompaña pero hay veces que no logro entenderla, que dudo si realmente es mi amiga. Y así con todas.
 Me dijeron varias veces que cambié, para mal… PERDON, perdónenme! Pero es que no se que hice para cambiar, nadie me lo dice y no puedo reconocerlo. Estoy en una situación que detesto.
 Estoy tan cansada de pensaaaaaaaar! Porque para mi es inevitable y, a la vez, muy molesto.
 Estoy cansada de odiarme continuamente, de no cumplir lo que digo, de no controlar mi carácter, de pensar en mi, en mi y en mi!
 Por mas que me haya pasado algo muy lindo, inesperado y que por ahora nose en que quedó, pienso que hasta ni eso supe disfrutar, que mi vida no puede cambiar…

miércoles, 1 de febrero de 2012

 Creo, en todo momento, que esta no es mi vida, que no debo seguir haciendo lo que hago. Siento que estoy corta de tiempo, y que cada momento feliz no durará mucho. No estoy conforme del todo, como siempre. Pero no entiendo el porque.
 Pero a pesar de todo, mi actitud se mantiene paciente y preservada. A pesar de lo que paso, de lo que vi, le esa mala imagen: traición… sigo manteniendo mi cordura, para no terminar relaciones, y con la esperanza de que solo fue el momento, de que realmente no es así.
 Solo puedo repetirme una y otra vez: no te pongas mal, es solo por el momento; no te luciones, no vale la pena.