Visitantes...

miércoles, 11 de abril de 2012

 No lo entiendo, todo es aún más confuso. Los días pasan y no sé si mejoro o empeoro. La balanza me dice una cosa, mi cabeza otra. Mi madre me grita por un lado, y yo sigo tan débil como cuando empecé. No puedo evitarlo, no puedo retener mis lágrimas. Esta tristeza que me ahoga y día a día empeora mi persona. Cada vez más vaga, sin necesidad de preocuparme por nada. Solo ese es el único tema que invade mi cabeza, a cada hora, donde quiera que esté.
 Necesito distraerme… Pero es imposible, no tengo con que. El colegio solo me dan cada vez mas para estudiar, y yo me descuido sin problemas. NO ME RECONOZCO!
 No sé que hacer, mis amigas ya no son las de antes. No las quiero así! Quiero mis viejas e irremplazables amigas. Tengo la breve sensación de que estoy empezando a contagiar mis sentimientos y actitudes extrañas y ‘enfermizas’ a una de ellas. Me pone aún peor!
 Y ahora es cuando vuelvo a recordarte, sentadas en la plaza. En tan pocas horas y con tantas cosas en la cabeza, decisiones estúpidas que crean pequeñas peleas, que bien la pasé ese día. Me hace tan feliz recordarlo. Ahora es cuando quiero que estés aquí, junto a mí. Necesito tus consejos amiga, necesito un abrazo de consuelo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario