Visitantes...

martes, 23 de agosto de 2011

Solos

 Tú y yo, en un bosque aislado. Lleno de árboles junto al lago. Tan silenciosos y tan enamorados, solo alcanzaba con mirarnos. Era una paz profunda que ahogaba nuestros pensamientos dejándonos sin palabras. Tu sonrisa me tranquilizaba, y tus besos me relajaban. Era tan perfecto y tan honesto. Sin problemas ni tiempos. Todo nuevo a cielo abierto. Con un sol que animaba y una brisa que renovaba. De a poco te ibas acercando, sin necesidad de dejarme. Planeabas hacerlo despacio para nunca más olvidarlo. Y me tomaste sin poder soltarme dejándome sin palabras en solo un instante. Tu necesidad de besarme se volvió casi indispensable. Y fue allí cuando me susurraste y sonriendo me juraste, nunca mas olvidarme…
~~

No hay comentarios:

Publicar un comentario