Visitantes...

martes, 6 de septiembre de 2011

Nunca lo olvides

 Y como explicártelo? Si de todos modos ya lo sabes. Si tenemos ese instinto que previene mutuamente las situaciones de nosotras. Esa conexión mental de la cual no hace falta hablar. Y me alegra tanto de no ser la única que admire nuestra amistad. Ese don que tenemos en solucionar nuestras diferencias y enfrentar lo que digan los demás. Aquello que nos impide crear peleas innecesarias y resentidas. Algo que nunca dejaré de admirar.
 Es tu energía que me mantiene viva, y tu alegría que mi impide entristecerme. Evitando de vez en cuando una mala cara por algo desfavorable, algo que ignoro. Por que no hace falta decir que eres una gran amiga y que te admiro todavía. Que no es que me aya atado a ti de sobremanera, solo que ambas sentimos la necesidad de no perdernos ni un minuto o aventura juntas. Secretos que contar, chicos que descubrir, prendas que resolver y millones de aventuras por disfrutar. Los mejores momentos, ataques de risa, y piyamazas te las debo a ti, Iza. Por que me enorgullece decir que hemos hecho un record de confianza y paz entre nosotras. Que ambas nos sentimos muy cómodas con la otra sin necesidad de cambiar. Que hemos afrontado defectos e incomodidades sin problema alguno. Y que nuestros consejos son interminables, acompañados de grandes charlas muy importantes. Por que sabes que estoy para lo que sea, simplemente solo con tocar mi puerta. Me encanta discutir temas interesantes contigo, saber que puedes contar conmigo. Pasar horas y horas imaginando episodios que nos alegran el día y nos animan a ser mejores todavía. Más valientes que cualquiera, reírnos por cualquier estupidez y provocar en otros algo sin interés. Tantas cosas juntas y tantos momentos muy importantes e inolvidables…
 Porque eres una persona muy especial, y sabes que ocupas en mi una gran parte de mi ser. Siempre presente, no importa lo que pase entre nosotras, nunca te pierdes.
 Estoy muy feliz por tenerte a mi lado, y opino lo mismo que vos cuando imagino lo que sería perderte sin mi agrado…
Nuestra confianza llega a parecer una hermandad 

No hay comentarios:

Publicar un comentario