Visitantes...

lunes, 12 de diciembre de 2011

Confundida


 Sinceramente estaba convencida de que te asustaba la idea. Si me conoces sabrías que cuanto más me prohíben algo mas deseo hacerlo… Ahora que leo esto, creo que me asusta la idea. Lo estuve pensando, siempre hubo momentos en que la idea invadía mi mente. Pero ayer llegué a una importante conclusión: la edad. Por ser católica no me sentiría cómoda cuando vuelva a confesarme. Por otro lado tampoco sería capaz de engañar a mis padres, ya que les prometí que no me entregaría a nadie por el momento.
 Nunca me importaron ese tipo de cosas, pero ahora que lo veo mejor me doy cuenta que no es el momento. Es raro, no me gusta decirlo, pero sé que lo hago por nuestro bien. Después de todo cual es el apuro? También llegué a pensar que puede que en tu edad esto valga más, quedarse atrás no es lo tuyo. Obviamente son ideas mías…
 Nose creo que si no lo huberas dicho, era capáz de hacerlo. Pero ahora es diferente, creo que se trata de otro punto de vista, más allá de la confianza o el amor…
~♥~

No hay comentarios:

Publicar un comentario