Visitantes...

sábado, 3 de diciembre de 2011

Y ahora?

 Que me dejan ser libre y puedo tomar mi propia decisión, me doy cuenta que soy un desastre y que nada de esto valió la pena, que mis padres son lo más importante, y escucharlos tendría que haber sido mi primer paso a esta condena. Que las mentiras de nada valen, y por más perfectas y secretas que sean, de apoco te matan por dentro. Que el amor depende de uno, no de otros, no de opiniones, no es regalado. Que no hay que aprender a amar a alguien, solo cuando sea necesario. Que debo elegir mi propio camino, pase lo que pase el problema es mío. Que no debo dejarme sufrir por NADIE, después de todo siempre encontrarás a alguien que lo reemplace. Y que me siento una desagradecida insatisfecha, sin saber a donde ir, con miedo de mirar adelante, y pánico al pasado. Solo me quedan los costados…

No hay comentarios:

Publicar un comentario