Visitantes...

domingo, 9 de octubre de 2011

 Yo muriéndome de los nervios por miedo a lastímate más, y vos te reías. Ahora me encuentro con que de verdad me perdonaste. Me siento tan FELIZ, no tenia derecho a hacerlo, no quería lastimarte, porque sos MUY IMPORTANTE, y me sentí como si me hubiera lastimado a mi misma. Ambas sentimos, pensamos y actuamos iguales. Es verdad somos un dúo inseparable. Me siento tan bien, somos geniales! Solucionamos todo como ningún par de amigas. Eso es un ejemplo destacable. Te quiero mucho amiga, no lo olvides. Nunca desconfíe de vos, solo fue un acto estúpido para traerme problemas, algo que ni yo sé por que lo hice. Dejemos todo de lado, ya está solucionado. Tienes todo mi apoyo, mi hombro y lo que necesites no dudes en pedirlo. Quedate  absolutamente tranquila, nadie sabe nada y yo nunca desconfiaría…

No hay comentarios:

Publicar un comentario