Visitantes...

domingo, 23 de octubre de 2011

 No tenemos que tener miedo de lo que somos, si no estar orgullosos de nosotros mismos. Tratar de dejar de lado nuestro lado oscuro y sentirnos cada vez más valientes por intentarlo, sin importar lo que digan. Por que pase lo que pase, siempre seremos ÚNICOS y especiales, nadie podrá reemplazarnos. Y por más que tropecemos feamente, nunca falta el valor de levantarse y volver a intentarlo cuantas veces sea necesario. Por eso seamos sinceros cuando nos pregunten como realmente somos, aunque no seas el mejor ejemplo, eres distinto a los demás, y eso es parte de tu personalidad. Por eso debemos ser siempre así, antes de perder a alguien y nos haga sufrir. Debemos sentirnos felices con nosotros mismos, y querernos sin motivos. Seguir viviendo y tratar de no caer en vicios. Reforzando la sinceridad: base de toda realidad.
Lastima que a mi me cueste tanto-

No hay comentarios:

Publicar un comentario