Visitantes...

viernes, 28 de octubre de 2011

Rutina contigo


 Salgo del colegio, decepcionada como de costumbre. Caminando rumbo a mi casa, con los ojos caídos evitando soltar una lágrima. Durante el recorrido me arrepiento profundamente de no haberte saludado las mil veces que te crucé. Llego a mi casa, pienso que estarás haciendo en ese momento. Entro a la compu, más me lamento. Escribo mis sentimientos, dedicándote aunque sea dos renglones en cada texto. Trato de estudiar, pero no puedo, enseguida invades mi mente. Entonces me interno escuchando música y concentrándome solo en la letra, sintiendo como si te estuviera hablando de frente, declarándome de repente…
 Y antes de dormir sigo pensando en ti, como si fueras el único en la tierra, el único perfecto para mí. Como si tuviera la oportunidad de elegir entre mi actor preferido o vos, te elegiría sin dudarlo. Por que tu simpleza realmente me ha enamorado, tan intensamente que me es muy difícil olvidarlo.
 Al otro día regreso al colegio, y no hago más que entrar y encontrarme contigo, revivir esa sensación de alivio, sentir como si tu también vivieras lo mismo. Y en cada módulo de clase, ansiando el toque de timbre para no dejar de mirarte, en cada recreo de lejos admirarte. Deseando estar contigo, o al menos sentir algo distinto…

No hay comentarios:

Publicar un comentario